recetas guiso de pollo con patatas de la abuela

Exquisitas recetas de guiso tradicional de pollo con patatas: un deleite para el paladar

El pollo guisado es uno de los platos más tradicionales y populares de muchas culturas gastronómicas en el mundo. Su preparación, que puede variar en ingredientes y técnicas, siempre nos evoca a un delicioso sabor hogareño y familiar. Entre tantas opciones, hoy nos enfocaremos en una versión muy querida y apreciada: el guiso de pollo con patatas. En este artículo, te presentaremos diferentes recetas de pollo guisado con patatas, desde la receta de la abuela hasta las versiones del famoso chef Karlos Arguiñano y el guiso típico de Murcia. ¡Prepárate para descubrir nuevas y deliciosas maneras de disfrutar de este plato clásico!

La deliciosa tradición familiar: Recetas de pollo guisado de la abuela

El pollo guisado es uno de los platos más tradicionales en la gastronomía familiar. La simple combinación de pollo con diversas especias y verduras crea un sabor único que evoca nostalgia y amor en cada bocado. Sin embargo, cada familia tiene su propia versión de esta deliciosa receta, y una de las más valoradas es la que proviene de la abuela.

La abuela es la guardiana de la tradición culinaria familiar, pasando de generación en generación sus sabores y secretos en la cocina. Su pollo guisado es conocido por su mezcla perfecta de sabores y por su textura suave y jugosa.

La clave para lograr una buena receta de pollo guisado está en elegir el pollo más fresco y de mayor calidad. La abuela siempre prefería el pollo de granja, ya que tenía un sabor más auténtico y era más saludable.

Para preparar su pollo guisado, la abuela seguía una receta sencilla pero infalible:

  1. Cortar el pollo en trozos y sazonar con sal y pimienta
  2. Freír en aceite caliente hasta que esté ligeramente dorado por ambos lados
  3. Agregar cebolla, ajo, tomate y pimiento picado y cocinar hasta que las verduras estén tiernas
  4. Agregar caldo de pollo, hierbas y especias como orégano, comino y laurel
  5. Cocinar a fuego lento hasta que el pollo esté tierno y el caldo haya reducido
  6. Servir caliente acompañado de arroz blanco y verduras al vapor
  7. La magia de esta receta radica en la generosidad de la abuela al compartir su amor a través de la comida. Cada vez que se prepara su pollo guisado, se reviven los recuerdos de comidas familiares y se celebra la tradición de compartir y disfrutar juntos.

    Aunque la receta de la abuela es única, cada familia puede añadir su propio toque personal para hacerla aún más especial y adaptarla a sus gustos. Algunos agregan verduras adicionales, como zanahorias o papas, o incluso incorporan un poco de vino en la salsa para un toque extra de sabor.

    Cada vez que se prepara, se mantiene viva la deliciosa tradición que nos une y conecta a través de los sabores y aromas de nuestra infancia.

    Cómo preparar un guiso de pollo con patatas digno de la abuela

    Uno de los platos más reconfortantes y deliciosos que no pueden faltar en la mesa de una familia son los guisos. Y entre todos ellos, el guiso de pollo con patatas es uno de los más populares.

    Las abuelas siempre han sido expertas en la cocina y tienen esos secretos para hacer que un plato sencillo se convierta en una verdadera delicia. Por eso, hoy te contamos cómo preparar un guiso de pollo con patatas digno de la abuela en tan solo 5 sencillos pasos.

    Paso 1: Ingredientes

    Para preparar este delicioso guiso, necesitarás los siguientes ingredientes:

    • 4 piezas de pollo troceado
    • 1 cebolla picada
    • 2 dientes de ajo picados
    • 2 tomates triturados
    • 1 taza de caldo de pollo
    • 4 patatas peladas y cortadas en cubos
    • Sal, pimienta y comino al gusto
    • Aceite de oliva
    • 1 hoja de laurel
    • Paso 2: Dorar el pollo

      En una olla grande, calienta un poco de aceite y dora el pollo hasta que quede bien dorado por ambos lados. Retíralo de la olla y reserva.

      Paso 3: Sofreír la cebolla y el ajo

      En esa misma olla, añade un poco más de aceite si es necesario y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.

      Paso 4: Agregar los tomates, el caldo y las especias

      Cuando las verduras estén doradas, añade los tomates triturados, el caldo de pollo y las especias al gusto. Mezcla todo bien y deja cocinar por unos minutos.

      Paso 5: Añadir las patatas y cocinar hasta que estén tiernas

      Por último, agrega las patatas y el pollo que habías reservado anteriormente a la olla y mezcla bien. Deja cocinar a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas y el pollo esté completamente cocido.

      ¡Listo! Ya tienes tu guiso de pollo con patatas digno de la abuela. Lo puedes servir acompañado de arroz blanco o con una buena rebanada de pan. Sin duda, un plato que hará que todos se chupen los dedos.

      No olvides guardar este artículo para tener siempre a mano esta deliciosa receta de la abuela.

      El sabor de siempre: Receta de pollo guisado tradicional

      El pollo guisado es uno de los platos más clásicos y tradicionales en la cocina de muchos países, y es que su sabor y versatilidad lo han convertido en uno de los favoritos de grandes y pequeños. Además, su preparación es muy sencilla y económica, lo que lo convierte en una opción perfecta para cualquier ocasión.

      Para hacer un buen pollo guisado tradicional, necesitaremos los siguientes ingredientes:

      • 1 pollo entero cortado en trozos
      • 4 dientes de ajo
      • 1 cebolla
      • 1 pimiento verde
      • 2 zanahorias
      • 1 tomate
      • 2 hojas de laurel
      • Sal y pimienta al gusto
      • Aceite de oliva

        Para comenzar, en una olla grande calentamos un poco de aceite de oliva y doramos el ajo y la cebolla picados a fuego medio. A continuación, añadimos el pimiento cortado en tiras y las zanahorias en rodajas y dejamos que se cocinen por 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

        Luego, agregamos el tomate picado y dejamos que se cocine hasta que se forme una salsa espesa. Añadimos el pollo troceado y lo sellamos por ambos lados para que quede bien dorado.

        Después, incorporamos las hojas de laurel, sal y pimienta al gusto, y agregamos un poco de agua para cubrir el pollo. Bajamos el fuego y dejamos que se cocine a fuego lento durante 40 minutos o hasta que el pollo esté tierno.

        Una vez listo, retiramos del fuego y dejamos que repose por unos minutos antes de servir. Puedes acompañar este delicioso pollo guisado con tu guarnición favorita, como arroz blanco, puré de papas o verduras al vapor.

        ¡Disfruta de este clásico plato de siempre con toda tu familia y comparte el sabor de tradición en cada mordisco!

        Una nueva forma de disfrutar el pollo: Guiso de pechuga con patatas

        El pollo es uno de los ingredientes más versátiles y utilizados en la cocina debido a su bajo costo y su delicioso sabor. Aunque solemos cocinarlo de formas tradicionales como a la parrilla, al horno o en salsas, hoy te presentamos una nueva manera de disfrutarlo: guiso de pechuga con patatas.

        Este plato es ideal para aquellos que buscan una opción más saludable y ligera, ya que utiliza pechugas de pollo que tienen menos grasa que otras partes del ave. Además, al incluir patatas en el guiso, aportamos una buena cantidad de carbohidratos complejos que nos ayudarán a sentirnos satisfechos por más tiempo.

        Para preparar este delicioso guiso, necesitaremos los siguientes ingredientes:

        • 2 pechugas de pollo, cortadas en cubos
        • 4 patatas, peladas y cortadas en cuartos
        • 1 cebolla, picada
        • 2 dientes de ajo, picados
        • 1 tomate, rallado
        • 1 pimiento verde, cortado en trozos
        • 1 zanahoria, cortada en rodajas
        • 1 taza de caldo de pollo
        • Aceite de oliva
        • Perejil picado
        • Sal y pimienta al gusto
        • En una olla caliente con un poco de aceite de oliva, añadimos la cebolla, el ajo y el pimiento verde, y los cocinamos por unos minutos hasta que estén suaves. Luego agregamos la zanahoria y el tomate rallado, y cocinamos por unos minutos más.

          A continuación, agregamos las pechugas de pollo y las patatas, y mezclamos bien con el resto de los ingredientes. Vertemos el caldo de pollo y sazonamos con sal y pimienta al gusto. Dejamos cocinar a fuego medio por unos 20 minutos, hasta que las patatas estén suaves y el pollo esté bien cocido.

          Finalmente, servimos nuestro guiso de pechuga con patatas espolvoreado con perejil picado para darle un toque fresco y colorido. Este plato es perfecto para una comida rápida en familia o para sorprender a nuestros invitados con una nueva y deliciosa forma de disfrutar el pollo.

          Así que ya sabes, aléjate de las recetas tradicionales y atrévete a probar nuevas formas de preparar tus ingredientes favoritos. ¡Seguramente quedarás encantado con este guiso de pechuga con patatas!

          Artículos relacionados