muslos de pollo al horno con patatas y verduras

Deliciosos muslos de pollo al horno con receta tradicional de la abuela

Los muslos de pollo al horno son una opción ideal para una comida deliciosa y nutritiva en cualquier ocasión. Ya sea en una reunión familiar o una cena entre amigos, este plato siempre será bienvenido en la mesa. Además, su preparación es sumamente fácil y rápida, por lo que no requiere de mucho esfuerzo en la cocina. En esta ocasión, te presentamos una deliciosa receta de muslos de pollo al horno, inspirada en una receta de la abuela y que incluye patatas, cebolla, pimientos y verduras, además de un toque especial que le dará a la piel un irresistible crujiente y al pollo un jugoso sabor gracias a uno de sus secretos: la cerveza. ¡No te pierdas esta receta infalible para conquistar a todos con tu habilidad culinaria!

Receta fácil de muslos de pollo al horno

Los muslos de pollo al horno son una deliciosa opción para una cena rápida y fácil. Además, son una forma saludable de preparar carne de pollo. Sigue esta sencilla receta y tendrás un plato sabroso en poco tiempo.

Ingredientes:

  • 8 muslos de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta al gusto
  • Procedimiento:

    1. Prepara una bandeja para horno y rocía con aceite de oliva.
    2. Coloca los muslos de pollo en la bandeja y espolvorea con las especias y sazona con sal y pimienta al gusto.
    3. Vierte el aceite de oliva restante sobre los muslos de pollo.
    4. Hornea durante 30 minutos a 200 grados Celsius.
    5. Después de 30 minutos, dales la vuelta y hornea por 15 minutos más.
    6. Finalmente, gratina por 5 minutos para lograr un dorado perfecto.
    7. Saca los muslos de pollo del horno y sirve caliente.
    8. Acompaña los muslos de pollo al horno con tu guarnición favorita y disfruta de una deliciosa comida en tan solo unos minutos. ¡Buen provecho!

      El toque casero de la abuela: muslos de pollo al horno

      No hay nada como una deliciosa comida casera, y ¿quién mejor para prepararla que nuestra abuela? A lo largo de los años, hemos aprendido sus secretos y técnicas para cocinar platos reconfortantes y llenos de sabor. En esta ocasión, te compartiremos la receta de muslos de pollo al horno, una de las especialidades de nuestra abuela.

      Ingredientes:

      • 8 muslos de pollo
      • 2 cucharadas de aceite de oliva
      • 2 dientes de ajo picados
      • Jugo de 1 limón
      • 1 cucharadita de pimentón ahumado
      • 1 cucharadita de orégano
      • 1 cucharadita de tomillo
      • Sal y pimienta al gusto
      • 1 cubo de caldo de pollo
      • 1/2 taza de agua
      • Ramas de romero para decorar
      • Preparación:

        1. Precalentar el horno a 200°C.

        2. En un tazón, mezclar el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, el pimentón, el orégano, el tomillo, la sal y la pimienta.

        3. Marinar los muslos de pollo con la mezcla anterior. Asegurarse de que estén completamente cubiertos con la marinada.

        4. En una fuente para horno, colocar los muslos de pollo y el cubo de caldo de pollo disuelto en el agua.

        5. Hornear por 40 minutos o hasta que los muslos estén dorados y cocidos por completo.

        6. Servir con arroz y decorar con ramas de romero.

          Con esta receta, podrás disfrutar de un plato casero lleno de sabor y con el toque especial de nuestra abuela. ¡Buen provecho!

          Consejo: Si lo deseas, puedes agregar papas cortadas en dados junto con los muslos de pollo para tener un plato completo.

          Una combinación perfecta: muslos de pollo al horno con patatas, cebolla y pimientos

          Si estás buscando una receta fácil, deliciosa y nutritiva, entonces no puedes perderte esta combinación perfecta de muslos de pollo al horno con patatas, cebolla y pimientos. Esta receta es ideal para cualquier ocasión, ya sea para una comida familiar o para una cena con amigos.

          Ingredientes:

          • 8 muslos de pollo
          • 4 patatas
          • 2 cebollas
          • 2 pimientos rojos
          • Aceite de oliva
          • Sal y pimienta al gusto
          • Especias al gusto (puedes utilizar romero, tomillo, pimentón, entre otras)
          • Preparación:

            1. Precalienta el horno a 200 grados Celsius.
            2. Pela y corta las patatas en rodajas o cubos.
            3. Corta la cebolla y los pimientos en tiras.
            4. Coloca los muslos de pollo en una bandeja para horno y sazona con sal, pimienta y las especias de tu elección.
            5. En un recipiente aparte, mezcla las patatas, la cebolla y los pimientos con un poco de aceite de oliva y sal.
            6. Coloca esta mezcla alrededor de los muslos de pollo en la bandeja.
            7. Introduce la bandeja en el horno y deja cocinar por 45 minutos o hasta que el pollo esté bien cocido y las patatas estén doradas y crujientes.
            8. Retira la bandeja del horno y sirve caliente.
            9. El secreto de esta receta es que el pollo se cocina en su propio jugo junto con las verduras, lo que le da un sabor delicioso. Además, al hornear los ingredientes en lugar de freírlos, es una opción más saludable.

              Consejo: Puedes añadir otros vegetales como zanahorias, batatas o champiñones para darle un toque diferente. También puedes acompañar este plato con una ensalada fresca para una comida más completa.

              Así que ya sabes, no dudes en preparar esta deliciosa combinación de muslos de pollo al horno con patatas, cebolla y pimientos para sorprender a tus seres queridos en cualquier momento. ¡Buen provecho!

              Una opción saludable: muslos de pollo al horno con verduras

              Si estás buscando una opción saludable para incluir en tu dieta, sin duda alguna los muslos de pollo al horno con verduras son una excelente elección. Además de ser una comida deliciosa, se trata de una opción baja en grasas y rica en nutrientes esenciales para nuestro organismo.

              Los muslos de pollo son una fuente de proteína magra, lo que los convierte en una opción ideal para aquellos que buscan mantener una dieta equilibrada. Además, al ser cocinados al horno en lugar de fritos, se reduce la cantidad de grasas saturadas presentes en el platillo.

              Ahora bien, ¿qué verduras podemos incluir para complementar nuestros muslos de pollo al horno? Aquí te proponemos algunas opciones:

              • Brócoli: Este vegetal es una excelente fuente de fibra, vitaminas y minerales. Al hornearlo junto con los muslos de pollo, se potencian sus nutrientes y se logra una textura crujiente y deliciosa.
              • Calabacín: Otro vegetal versátil y saludable que combina a la perfección con los muslos de pollo al horno. Aporta fibra, vitamina C y antioxidantes, y su sabor suave permite que se integre fácilmente en la preparación.
              • Pimientos: Agrega un toque de color y sabor a tu receta con pimientos de diferentes colores. Son ricos en vitamina A y C, además de contener propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.
              • Para darle un toque extra de sabor a nuestro plato saludable, podemos utilizar hierbas aromáticas como romero, tomillo o ajo. Estas no solo realzarán el sabor de nuestros muslos de pollo, sino que también aportarán beneficios para la salud, como propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

                ¡Anímate a probar esta receta y disfrutar de una comida equilibrada y nutritiva!

                Fuente: https://www.onmeda.es

                Consejos para obtener una piel crujiente en tus muslos de pollo al horno

                Si eres amante del pollo al horno, sabes que uno de los mayores placeres de este plato es disfrutar de una piel crujiente y dorada. Sin embargo, conseguir ese resultado perfecto puede ser un desafío. Afortunadamente, tenemos algunos consejos para ayudarte a obtener una piel crujiente en tus muslos de pollo al horno:

                1. Seca bien la piel del pollo antes de hornearlo. La humedad es enemiga de la crujiente y puede hacer que la piel se vuelva blanda durante el horneado.
                2. Utiliza una bandeja de horno con rejilla. Al colocar el pollo sobre una rejilla, el aire podrá circular y horneará la piel de manera más uniforme, logrando una textura crujiente en todas partes.
                3. Condimenta la piel por debajo. Muchas personas cometen el error de condimentar solo la parte superior de la piel, pero si condimentas también por debajo, ayudarás a que la crujiente sea igual en ambos lados.
                4. No coloques el pollo directamente sobre la bandeja del horno. Si no tienes una rejilla, puedes utilizar papel de aluminio o de hornear debajo del pollo para que no toque directamente la bandeja y evitar que se vuelva blanda.
                5. Utiliza calor alto. Un horno a una temperatura de 375-400 grados Fahrenheit es ideal para obtener una piel crujiente.
                6. Voltea el pollo durante el horneado. A mitad del tiempo de cocción, voltea los muslos para que la piel del otro lado también se vuelva crujiente.
                7. Agrega mantequilla al final. Si bien puede sonar a un consejo poco saludable, al agregar mantequilla en los últimos minutos de horneado, ayudará a que la piel se vuelva crujiente y dorada.
                8. Deja reposar antes de servir. Una vez que saques el pollo del horno, déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que la piel se asiente y se vuelva aún más crujiente.
                9. Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de un delicioso pollo al horno con una piel crujiente y perfecta en cada bocado. ¡Buen provecho!

                  Artículos relacionados